Marketing de contenidos

El marketing de contenidos se ha convertido en la herramienta más potente para captar clientes. Esto tiene que ver con el hecho de que los consumidores buscan cada vez más que las empresas se comporten de una forma diferente a como los venían haciendo y que les aporten un valor añadido que vaya más allá del simple contenido informativo de la marca. Los consumidores buscan algo más que publicidad, por lo que los contenidos se han convertido en el protagonista de la estrategia a seguir.

Blogmarketing008

 

Sin embargo, los usuarios no siempre reciben los contenidos tan bien como las marcas piensan y no siempre perciben la imagen positiva que las empresas creen que transmiten. De hecho, algunos consumidores han mostrado su desagrado con algunas de las estrategias de marketing de contenidos que emplean algunas marcas. Esto significa que los contenidos no siempre funcionan como deberían, pues los usuarios consideran que la mayor parte de las veces se trata de publicidad camuflada. Además, muchas veces resulta confuso, ya que no saben realmente dónde termina la información y dónde empieza la publicidad, mostrándose recelosos hacia los contenidos de la marca.

En cambio, depositan más su confianza en los contenidos que no tienen una intención publicitaria. Las opiniones de sus conocidos es lo que realmente les impulsa más a adquirir el producto o servicio, seguido de los comentarios de Internet y del email marketing.

 

 ¿Como funciona realmente el marketing de contenidos?

Los datos que acabamos de dar no son motivo suficiente para condenar al marketing de contenidos y decir por ello que esta estrategia no resulta efectiva o que no funcionará en el futuro. Lo cierto es que, a grandes rasgos, el marketing de contenidos está dando buenos resultados y que se está convirtiendo en una alternativa muy eficaz a los problemas que generan los formatos de publicidad tradicionales.

Además, el marketing de contenidos puede cubrir la larga lista de las demandas que los usuarios exigen a las marcas. Desde ofrecer valor añadido a dar algo más que simplemente información publicitaria sobre el producto.

Con lo cual, el problema no está en el marketing de contenidos, sino más bien en problemas concretos. El error es ver esta estrategia desde la misma perspectiva que la publicidad tradicional. Por eso, el problema no está realmente en la estrategia, sino en las malas prácticas que se aplican.

¿Cual es la estrategia que suele funcionar mejor?

Como en todo, hay una diferencia entre hacer las cosas bien y mal. Las empresas que están haciendo las cosas bien, están logrando resultados muy positivos y fidelizar a su público objetivo. Algo que no han conseguido a través de estrategias de marketing tradicionales.

El secreto es tener claro que el marketing de contenidos no es publicidad ni spam. No vale con hablar constantemente sobre las ventajas del producto y alabar las bondades de la marca. De hecho, una buena estrategia de marketing de contenidos debe alejarse completamente de todo esto. Por el contrario, debe tener voluntad informativa o de entretenimiento, pero sobre todo debe contar historias que interesen a los consumidores, que les aporten algo y por lo que sientan interés. Nadie quiere leer sobre los materiales en que están fabricados tus muebles, pero sí sobre tendencias decorativas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s